¿Estas pensando en preparar oposiciones pero no sabes por donde empezar?

Actualmente, son muchas las personas que deciden comenzar el difícil y duro camino de preparar oposiciones. Si estás pensado en prepararlas pero estas perdido/a y aún no te has decidido, quizá te interese seguir leyendo.¿Cualquier persona puede presentarse a una convocatoria de empleo público?

Puede hacerlo cualquier persona que cumpla los siguientes requisitos establecidos en el art. 56 de la ley 7/2007 del Estatuto Básico del Empleado Público:

  • Tener la nacionalidad española, aunque también existen algunas excepciones.
  • Poseer la capacidad funcional para el desempeño de las tareas.
  • Tener cumplidos dieciséis años y no exceder, en su caso, de la edad máxima de jubilación forzosa.
  • No haber sido separado/a mediante expediente disciplinario ni hallarse en inhabilitación absoluta o especial para empleos públicos.
  • Poseer la titulación exigida.

¿Qué clases de personal están al servicio de las Administraciones Públicas?

  • Personas funcionarias de carrera: Son aquellas que en virtud de nombramiento legal, están vinculadas a una Administración Pública por una relación regulada por el Derecho Administrativo para el desempeño de servicios profesionales retribuidos de carácter permanente. Se agrupan en diferentes cuerpos, escalas, especialidades, etc.
  • Personas funcionarias interinas: Son aquellas que por razones expresamente justificadas de necesidad y urgencia, son nombradas como tales de manera temporal (existencia de plazas vacantes, sustituciones, acumulación de tareas, etc.)
  • Personal laboral: Son aquellas que en virtud de un contrato de trabajo, prestan servicios retribuidos por las Administraciones Públicas. Es una relación regulada por el Derecho Laboral, de manera que los contratos de personal laboral pueden extinguirse a diferencia de las personas funcionarias.
  • Personal eventual: Son aquellas que en virtud de nombramiento y con carácter no permanente, realizan funciones expresamente calificadas como de confianza o asesoramiento especial. El nombramiento y cese serán libres, a diferencia de los anteriores tipos.
  • Personal directivo profesional: Esta vía es prácticamente nueva, permite el acceso a la Administración de manera temporal para el desarrollo de funciones directivas profesionales.

La Oferta de Empleo Público y las bases de las convocatorias de empleo público

El acceso al empleo público, según señala nuestra Constitución Española, el EBEP y otras normas legales, deberá basarse en principios como la igualdad, la transparencia, el mérito, la capacidad, etc. Las convocatorias de empleo público deben ser públicas y como ya señalamos anteriormente, deben estar a disposición de cualquier persona. Todos los/as ciudadanos/as deben tener posibilidad de conocer esas convocatorias, y para ello se les deberá dar adecuada publicidad a través de Boletines Oficiales(BOE,BOPA, etc.),páginas web institucionales, Sede Electrónica de cada Administración, tablones de anuncios municipales, etc..

Pero antes de que se de publicidad a cada convocatoria es posible conocer qué previsión de plazas tiene una determinada Administración, y esa previsión de plazas se expresa en un documento conocido como Oferta de Empleo Público. Anualmente cada Administración aprueba una Oferta de Empleo Público. En algunas Administraciones Públicas se publican unas Bases Generales de los puestos establecidos en la Oferta de Empleo Público.

Debemos tener en cuenta que esta situación puede variar, púes es posible que no todos los años se convoquen Ofertas de Empleo Público (dependerá de la disponibilidad presupuestaria) y también puede haber plazas de la Oferta Pública de Empleo de un año determinado que no se convoquen hasta años después.

Posteriormente a la Oferta de Empleo Público se debe realizar la convocatoria de cada una de las plazas que conforman dicha oferta. Esto se hace con la publicación de la Convocatoria y las Bases Específicas de cada puesto.

¿Y cómo es el acceso a cada una de esas modalidades?

Normalmente, el acceso se hace a través de un proceso selectivo que puede consistir en la realización de una o varias pruebas o exámenes de diferentes tipos e incluso la combinación de varios de ellos. Llegados a este punto, podemos hacer la siguiente clasificación de modalidades de pruebas:

  • La oposición: Los exámenes o pruebas para una oposición pueden ser de naturaleza muy variada, dependiendo de la plaza a la que optes. Las diferentes modalidades de pruebas a las que te puedes enfrentar son las siguientes:
    • Examen tipo test: Consiste en un examen con preguntas con diferentes alternativas de respuestas. Antes de comenzar el examen deben especificar claramente cuánto puntúa cada pregunta correcta y si las respuestas erróneas restan puntuación.
    • Examen de desarrollo: Consiste en un examen con preguntas sobre un tema (o varios), que se eligen por sorteo entre los diferentes temas que componen el temario de esa oposición. En algunas ocasiones se puede especificar que posteriormente al examen se debe leer ante el tribunal.
    • Examen oral: Consiste en un examen en el que la persona aspirante expone un tema de manera oral ante el tribunal y luego responde a sus preguntas(en caso que la convocatoria así lo especifique).Los temas también se escogen al azar ,
    • Prueba práctica: Pueden hacerse pruebas prácticas relacionadas con las funciones de la plaza convocada (por ejemplo, desarrollar una programación o explicar qué harías ante una determinada situación) o incluso pruebas técnicas o físicas (por ejemplo, reparación de una fuga de agua).El formato y contenido de la prueba dependerá mucho del puesto al que se opte.
    • Pruebas de aptitud física: Hay determinadas convocatorias en las que se exige a las personas candidatas determinadas características físicas (por ejemplo, una altura mínima, algo habitual en las pruebas de acceso a policías, ejército, bombero/a.)o superar las pruebas físicas que determine cada convocatoria (resistencia, velocidad, salto.)
    • Pruebas de aptitud psicológica: Consisten en test psicotécnicos, pero también pueden hacerse a través de una o varias entrevistas con personal especializado.
  • El concurso de méritos: El acceso por concurso se hace valorando los méritos de cada persona candidata. Normalmente se valorarán los méritos académicos y profesionales, según el baremo que marque la convocatoria, que deberá especificar con claridad cómo se puntúan los méritos (Por ejemplo, cuántos puntos se dan por titulaciones académicas, cuántos por formación, cuántos por mes de experiencia laboral, etc.)
  • El concurso-oposición: Cómo su propio nombre indica, se trata de una combinación de las dos modalidades anteriores. Hay una fase de oposición en la que las personas aspirantes deben superar una o varias pruebas con carácter eliminatorio, y una vez finalizada la fase de oposición, aquellas personas que la hayan superado pasan a la fase de concurso, en la que se puntúa sus méritos según los criterios que marque la convocatoria. La puntuación final del concurso-oposición será la suma de los puntos obtenidos en las pruebas de la fase de oposición más la puntuación obtenida con los méritos aportados en la fase de concurso.

Recomendaciones para elegir la oposición adecuada:

Si llegados a este punto, has llegado a la conclusión de que tienes ganas y capacidad para presentarte a una oposición, debes saber que exigirá un esfuerzo personal importante. Por este motivo, antes de dar ese paso debes tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • La titulación requerida: En la Administración Pública las personas empleadas están organizados jerárquicamente en diferentes cuerpos y escalas. El acceso a cada uno de ellos requerirá una determinada titulación mínima. La titulación mínima para presentarte a un puesto de trabajo en la administración pública es de graduado/a en ESO. Hay que tener en cuenta que a mayor nivel, normalmente mayor será el esfuerzo requerido, pues el temario de esa oposición va a ser más amplio.
  • El ámbito competencial: A la hora de preparar una oposición debes tener claro a que nivel de la Administración Pública te quieres presentar.
    • Nivel Local: Para trabajar en Ayuntamientos
    • Nivel Provincial/Regional: Para trabajar en las administraciones provinciales/regionales.
    • Nivel Estatal: Para trabajar en toda España.
    • Nivel Europeo: Supone el acceso a puestos en diferentes países de la UE.
  • El número de plazas ofertadas: Debemos fijarnos tanto en el nº de plazas convocadas como en el nº de personas que se presentan y compiten por una de ellas. Quizá este sea el indicador más fiable de la dificultad de obtener una plaza.
  • Disponibilidad de temarios y academias: Preparar unas oposiciones supone estudiar un nº de temas que varía en función del nivel de las plazas ofertadas. Estos temas van a agruparse normalmente en una parte general y una parte específica. Los temas de la parte general pueden ser más asequibles a la hora de encontrar información pero los temas de la parte específica es muy probable que no haya temarios editados. Muchas personas optan a preparar las oposiciones en academias. En el dossier que más abajo te ofrecemos, podrás encontrar una lista de academias que preparan oposiciones de diferentes categorías profesionales en Gijón.
  • El tiempo disponible y el esfuerzo a desarrollar: El tiempo que se puede dedicar al estudio, combinado con la facilidad para el estudio que tenga cada persona, determinará cómo plantearse los tiempos de estudio. Evidentemente, no tiene el mismo tiempo disponible para estudiar una persona que se encuentra en desempleo que una que está trabajando o una persona sin cargas familiares que otra que si que las tiene.
  • Periodicidad de las convocatorias: Otra cuestión importante es cada cuánto tiempo se convocan las plazas. Puede haber plazas que se convoquen todos los años o por el contrario, con plazas que se convocan una vez cada muchos años.
  • La posibilidad de quedar en una bolsa o lista de empleo: Otro elemento a tener en cuenta es que algunas oposiciones generan una lista de empleo con todas aquellos/as aspirantes que superaron las pruebas pero no consiguieron plaza. Esta es una opción muy atractiva sobre todo en determinados puestos en los que se sabe que normalmente hay puestos vacantes y se necesita contratar gente para cubrir bajas, vacaciones, etc.

Si quieres ampliar la información acerca de este tema, te recomendamos que leas detenidamente el dossier de la Oij de Gijón dedicado a las oposiciones

Un comentario en “¿Estas pensando en preparar oposiciones pero no sabes por donde empezar?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s